Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Varshets

La ciudad de Varshets se encuentra a los pies de los Balcanes occidentales, a 90 km de Sofía, a 35 km al norte de la ciudad de Montana y a 130 km al sur de la ciudad de Vidin. Varshets es el complejo balneario más antiguo de Bulgaria. La temperatura media mensual es de 2,1°C en enero, de 22°C en julio y la media anual es de 11°C, ya que la región se caracteriza por grandes diferencias de temperatura. 

La ciudad se originó en torno a un manantial de agua mineral. El documento escrito más antiguo sobre su existencia data del siglo VI d.C. En las crónicas bizantinas de la época se menciona con el nombre de Medeka (Medicus - curativo) y es la única ciudad con tal nombre del Imperio Romano.
Para el desarrollo de Varshets como complejo balneario el primer balneólogo de Bulgaria con una educación europea, el Dr. Damyan Ivanov (1874 - 1959), desempeñó un rol esencial.
En 1910 en Varshets se inauguraron los primeros baños minerales de Bulgaria, hoy conocidos como el Viejo Baño Mineral (Starata mineralna banya). Se construyó siguiendo el modelo de los baños de Baden-Baden. El nuevo baño mineral de la ciudad se encuentra junto al antiguo. Se inauguró en 1930 y sigue activo hasta hoy día. En el camino a los dos baños se encuentra y la antigua fuente, construida en 1934. La temperatura del agua mineral que fluye en ella es de 37°C.
La falta de piedra caliza en el agua de Varshets la convierte en una de las más suaves de Bulgaria. El agua mineral de Varshets trata enfermedades del sistema nervioso, cardiovascular y musculoesquelético. El aire limpio y el agua curativa influyen positivamente también en enfermedades del tracto gastrointestinal, del sistema urinario, problemas en los ojos, la piel y otros.
Varshets es famoso por su hermoso parque, que es el segundo parque artificial más grande de Bulgaria después del Parque de Boris en Sofía, con una superficie de 800 decáreas. Se une con el "Jardín Solar", construido en 1934. El nombre del jardín proviene de los paseos, que tienen forma de rayos, y están hechos de una piedra especial que refleja la luz solar.
En los años 30 del siglo XX Varshets fue un centro turístico popular entre la élite artística y política de Bulgaria. El Casino de Bansko, situado en el centro de Varshets, junto al baño viejo y al baño nuevo, fue construido en 1924. Antes de la Segunda Guerra Mundial aquí se divertían los búlgaros y los extranjeros adinerados. El Casino fue conocido también como “Casino Real”, ya que el príncipe Kiril (Cirilo) (1895 - 1945) solía visitarlo. Actualmente, el casino y el Baño Antiguo se pueden ver solo desde fuera.
“Ivanchova polyana” (el Claro de Ivancho) es el otro lugar más popular de Varshets. Los paseos del parque público conducen al claro, situado en lo más alto del parque. Con el desarrollo de la ciudad como centro balneario popular, el claro se convirtió en parte de la "Ruta de la Salud": un lugar para el ejercicio y el relajo. Los lugareños creen que lavarse con rocío matinal en Ivanchova polyana antes del amanecer es curativo. Hoy en día el claro es un maravilloso lugar para hacer picnics y acercarse a la naturaleza. A 5 km al sur de la ciudad, sobre el barrio de Zanozhene, hay otro lugar placentero para pasear, la localidad de “Vodopada” (La Cascada): una cascada de agua de dos niveles a lo largo del río Orlovshtitsa.
En el centro de Varshets se encuentra la bonita zona peatonal, conocida como "Boulevar s Chinarite”. En ambos lados del bulevar, que tiene 2 km de longitud, se yerguen árboles de más de 100 años. Este es el lugar tradicional de paseo de los huéspedes y residentes de Varshets y a lo largo del paseo se encuentran las villas más bellas de la ciudad, construidas a principios del siglo XX.
La Iglesia Ortodoxa de San Jorge el Victorioso es otro atractivo interesante. Su construcción se inició en 1902. El altar y sus adyacentes iconos se completaron en 1906, cuando todo el templo fue consagrado por el metropólita Kirill de Vidin. En él se pueden ver iconos de los siglos XVII y XVIII. Entre los tesoros más valiosos de la Iglesia se encuentran los cuatro candelabros, producidos en Jerusalén y Constantinopla (Zarigrad) y donados por la población local para la consagración del templo.
Varshets tiene también un Museo Municipal, inaugurado en 1999. Su exposición se divide en cuatro secciones: “Antigüedad”, “Hallazgos arqueológicos y colección de monedas”, “Balneología” y “Etnografía”. Un lugar distintivo ocupa una escultura de bronce del siglo II a.C. de un niño-dios tracio llamado Thelesphorus, que hoy es el símbolo de Varshets.
Cerca de la ciudad, a unos 13 km, se encuentra el Monasterio de Klisura de “Santos Cirilo y Metodio”, fundado en el siglo XIII. El monasterio está abierto todos los días de 8 a 19 horas. Allí se pueden comprar materiales informativos sobre la historia del monasterio.
Desde Varshets hay un eco-sendero que lleva hasta el pico de Stara Planina de “Todoreni Kukli” (1785 m), llamado así por el grupo de colinas, que se asemejan a una figura femenina. El eco-sendero comienza desde el barrio de Zanozhene, pero es recomendable solo para los turistas bien preparados. El Centro de información turística de la ciudad ofrece guías hasta el pico. La localidad “Zeleni del” (Zona Verde) está a 10 km de Varshets y es el punto de partida más conveniente para la escalada hasta el pico. En el centro de la ciudad se puede encontrar información sobre los lugares turísticos y los alojamientos que ofrece la ciudad, así como comprar souvenirs y materiales informativos.
Cada año a principios de agosto se celebra en Varshets la Fiesta Tradicional del complejo, del agua mineral y de la montaña de Stara Planina.

Rate this item
(0 votes)
  Luego de haber estado ausente durante largos años del mapa turístico de Bulgaria, Varshetz está a punto de recuperar su fama de balneario de renombre con un ambiente retro en medio del verdor de la naturaleza y el canto de los pájaros. Esta ciudad se encuentra en las faldas noroestes de la montaña de Stara Planina, y no ha cambiado de aspecto desde principios del siglo 20 en donde solía descansar y divertirse la alta sociedad de Bulgaria albergando esperanzas de curación a través del agua.   Hace unos cien años, Varshetz era un centro de un ajetreo mundano. En…