Slide 1

Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Sofía

Sofía es la capital y la ciudad más grande de Bulgaria. Fue fundada hace siglos y, sin embargo, hoy en día la ciudad sigue evolucionando y convirtiéndose cada vez más en el centro cultural y económico de Bulgaria. Actualmente, en la capital viven más de 1,25 millones de personas.

Sofía está situada en el oeste de Bulgaria, en la región del Valle de Sofía y al pie de la montaña Vitosha. La altitud media es de 550 metros, el clima es templado-continental y se caracteriza por sus inviernos fríos y nevados y veranos frescos. La temperatura media en enero es de -1 °C y la temperatura media en julio es de 20 °C.
La ciudad se encuentra estratégicamente ubicada en un cruce de caminos, en el que se realiza la conexión entre la Europa Occidental (a través de Belgrado-Plovdiv-Estambul) y los países de Oriente Medio, entre la costa del Danubio y la costa del Mar Egeo, y entre el Mar Negro y el Adriático. Sofía se encuentra relativamente cerca de las capitales de la mayoría de los países de los Balcanes: Ankara - 1012 km, Atenas - 837 km, Belgrado - 374 km, Bucarest - 395 km, Zagreb - 762 km, Ljubljana - 897 km, Sarajevo - 549 km, Skopje - 239 km, Tirana - 553 km. Sofía es el punto de partida de las carreteras "Trakia", "Liulin" y "Hemus". El aeropuerto de Sofía ofrece un cómodo acceso a las principales ciudades europeas, y desde la estación central de trenes y de autobuses de la ciudad se puede llegar a cualquier parte del país.
Sofia fue habitada en la remota antigüedad. Atraídos por las aguas termales calientes, en el siglo VIII a.C. se estableció la tribu tracia serdi, que le dio su primer nombre a la ciudad: Serdica o Serdonpolis. En el siglo I d.C. Serdica fue conquistada por los romanos, y la convirtieron en una próspera ciudad romana. Durante el reinado del emperador Marco Ulpio Trajano (98-117), la ciudad llevó su nombre, Ulpia Serdica, y fue el centro administrativo de la región. Serdica fue la ciudad favorita del emperador Constantino el Grande (306-337), que dijo: "Serdica es mi Roma". Cerca del año 175, la ciudad se fortificó con una sólida muralla y cuatro torres de vigilancia, y la segunda fortificación exterior se levantó en el siglo V-VI. La ciudad experimentó un segundo periodo durante el reinado del emperador Justiniano el Grande (527 - 565).
A principios del siglo IX, el búlgaro Khan Krum (803-814) conquistó Serdica, y la ciudad se convirtió finalmente en parte del Primer Estado Búlgaro (siglos VII - XI) durante el reinado de Khan Omurtag (814 - 831). En aquella época, la ciudad ya se llamaba Sredets por su importante situación geográfica. En el período 1018 – 1194, Sredets estuvo bajo el dominio bizantino, pero aún así conservó su importancia estratégica, económica y cultural. Durante el Segundo Reino Búlgaro (1185 - 1393) Sredets adquirió la apariencia de una gran ciudad medieval: las calles se estrecharon, comenzaron a edificarse numerosas iglesias pequeñas y en la región se construyeron numerosos monasterios, que más tarde formaron Sveta Gora de Sofía (El bosque Sagrado de Sofía). La ciudad adquirió el nombre de Sofía a finales del siglo XIV, adoptando el nombre de su símbolo y templo principal, la Basílica de "Santa Sofía".
En 1382, la ciudad fue conquistada por los otomanos. Fue liberada el 4 de enero de 1878, y el 3 de abril de 1879 fue declarada la capital del nuevo estado liberado búlgaro.
Sofía conserva muchos monumentos valiosos de las grandiosas épocas del pasado. Caminando por la capital, los turistas pueden ver los restos expuestos de la Puerta Oriental de Serdica - Sredets, que data de los siglos II - XIV. Las ruinas se encuentran en el paso subterráneo entre la Presidencia y el Consejo de Ministros, y alrededor de ellos hay muchas tiendas donde se pueden comprar souvenirs tradicionales búlgaros y agua de rosas.
Una de las iglesias más antiguas de la ciudad es la Basílica de "Santa Sofía ", que fue construida durante el reinado del emperador bizantino Justiniano (527 - 565). Fue el templo principal de la antigua ciudad, y durante el imperio otomano se convirtió en una mezquita. Junto a "Santa Sofía" está el templo monumental de "San Alexander Nevsky", que es uno de los símbolos de la capital. El templo fue construido en 1912 y diseñado por el arquitecto ruso Alexander Pomerantsev. Su campanario se eleva a una altura de 53 metros y tiene 12 campanas, de las cuales la más pesada es de 10 toneladas. Este es uno de los lugares favoritos de los turistas - peregrinos en Sofía, la construcción del templo tiene capacidad para 5.000 personas, y durante las grandes fiestas cristianas, la plaza en torno a la catedral se llena de creyentes. En la cripta de "San Al. Nevsky" está ubicada la exposición de arte ortodoxo. Frente al templo se encuentra la Galería Nacional de Arte Extranjero, que suele recibir exposiciones de artistas mundialmente famosos.
La iglesia más antigua de Sofía es la Rotonda "San Jorge". Se cree que fue construida en el siglo IV, durante el reinado del emperador Constantino el Grande. Muy cerca de la Rotonda, en el paso subterráneo que conduce a la estación de metro "Serdica", se encuentra el templo de "Sveta Petka Samardzhiyska", que fue construido en el siglo XI. Otro lugar de interés cristiano que está cerca es la catedral católica "San Yosif". Caminando por la zona, los visitantes no pueden perderse la mezquita "Banya Bashi", edificada en el siglo XVI. No muy lejos se encuentra la Sinagoga, que cuenta con un museo. No hay ninguna otra ciudad en Europa en la que en un espacio tan pequeño se concentren, tan cercanos unos a otros, los centros religiosos ortodoxos, católicos, judíos y musulmanes. Muy cerca se pueden ver los restos de los templos más antiguos, así como la construcción del Baño Central, Halite y el templo de "Santa Nedelya", frente al cual está el edificio de la Facultad de Teología, donde se alberga el Museo Nacional Eclesiástico histórico-arqueológico. Entre las atracciones de la ciudad están también los Puentes de los Leones y de las Águilas, el Monumento Ruso y el monumento a Vasil Levski (luchador por la liberación de Bulgaria del dominio otomano durante el siglo XIX).
En el área de los lugares religiosos y frente a la Presidencia, está el Museo Nacional de Arqueología. En él se guardan los tesoros más valiosos que se han descubierto en Bulgaria.
Las obras maestras del arte búlgaro se pueden ver en la Galería Nacional de Arte, ubicada en el edificio del antiguo palacio real. Aquí se encuentra también el Museo Nacional de Etnografía. En las proximidades se ubica también el Museo Nacional de Ciencias Naturales, donde se conservan especies animales y vegetales muy valiosas e incluso especies extintas. Justo al lado del museo se encuentra la Iglesia Rusa "San Nicolay", que impresiona por su arquitectura. La Asamblea Nacional, el monumento al Rey Libertador y el edificio de la Universidad de Sofía "San Kliment Ohridski" también se identifican como algunos de los símbolos de Sofía. Sin lugar a dudas, uno de los edificios más bellos de Sofía es el Teatro Nacional "Ivan Vazov".
A los pies de la montaña Vitosha, en el barrio de Boyana, se encuentra el Museo Nacional de Historia, que posee monumentos históricos que datan desde la prehistoria hasta la actualidad. Este museo dispone de uno de los mayores fondos: más de 700 000 monumentos culturales. Cerca del museo se encuentra la Iglesia de Boyana, uno de los monumentos búlgaros incluidos en la lista de la UNESCO del Patrimonio de la Humanidad.
En la capital hay muchos otros museos: Museo Politécnico, Museo Antropológico, Museo del Deporte y muchos más.
Como capital de Bulgaria, Sofía continuamente es anfitriona de muchos eventos culturales, musicales, deportivos y otros. El Palacio Nacional de Cultura, los estadios y las grandes salas de la ciudad albergan numerosos conciertos de famosos grupos y cantantes. En mayo, el Palacio está animado por las actuaciones de los participantes en el Festival Internacional "Semanas Musicales de Sofía". Los numerosos teatros y galerías de Sofía ofrecen un programa interesante y variado.
La ciudad es uno de los destinos preferidos para el turismo de congresos y exposiciones: existen muchos centros de congresos que ofrecen una variedad de opciones. El Palacio Nacional de Cultura, por ejemplo, a menudo alberga foros de negocios y exposiciones.
En Sofía se concentran las instituciones educativas más prestigiosas y más grandes: universidades, colegios y escuelas secundarias, que ofrecen una educación moderna y estable en campos como la arquitectura, la medicina, las humanidades, la ingeniería, la música y la coreografía, las artes plásticas y muchas otras.
En las inmediaciones de Sofía, principalmente en las montañas cercanas Vitosha, Lozen y Stara Planina, se irguieron muchos monasterios a lo largo de los siglos, formando la llamada Sveta Gora de Sofia. El complejo incorporaba muchos monasterios, que desempeñaban el papel de centros culturales, manteniendo el espíritu de Bulgaria en la época del dominio otomano. Ahora se pueden visitar los Monasterios Dragalevski, Lozenski, Guremanski, Kremikovski, Cherepishki y Osenovlashki, entre otros.
La capital tiene una gran variedad de instalaciones deportivas: piscinas cubiertas y al aire libre, pistas de tenis, gimnasios modernos, parques, y los estadios de la ciudad acogen a las multitudes de aficionados de los mayores equipos de fútbol de Bulgaria.
Los parques de Sofía son el lugar favorito para la recreación y el deporte. En el pleno centro de la ciudad está el Jardín de Boris y cerca del Palacio Nacional de Cultura se encuentra el Parque del Sur. En los alrededores de Sofía, en la ciudad de Ihtiman y Ravno Pole, hay dos campos de golf que ofrecen perfectas condiciones para practicar este deporte ya muy popular en Bulgaria.
La montaña Vitosha es el lugar favorito de los esquiadores y snowboarders en invierno, y en verano es el lugar más popular para excursiones y senderismo. Dentro de los territorios de la montaña se encuentra el Parque Natural de "Vitosha", que es el parque más antiguo de la Península Balcánica. La vegetación del parque es muy rica y diversa. Diez de los picos de Vitosha tienen una altitud de más de 2.000 metros, el más alto de los cuales es el Pico Negro (2290 m). Se levanta en la parte central de la montaña. Vitosha es el sitio favorito de recreación para muchos residentes de Sofía y sus invitados. Durante los días festivos, los prados y los senderos del parque están llenos de amantes de la hermosa naturaleza. Se puede obtener más información sobre el parque en el Centro de información y Preservación del Medio Ambiento "Vitosha", que se encuentra a 1 km de Dragalevtsi, cerca del Monasterio Dragalevtsi.
La montaña Vitosha es un destino muy popular para los deportes de invierno. Hay dos estaciones de esquí en la montaña: "Aleko" y "Konyarnika". "Aleko" se encuentra a 1800 m sobre el nivel del mar, sus pistas tienen orientación hacia el norte, y también ofrece condiciones para el esquí nocturno. "Konyarnika" está a 1507 metros sobre el nivel del mar La longitud total de las pistas de la montaña es de 29 km, la más larga es de 5 km y la desnivelación máxima es de 780 m. Las pendientes son adecuadas tanto para esquiadores avanzados como para principiantes.
Sofía dispone de Zoológico, que es el más grande del país. Se encuentra ubicado en la parte sur de la ciudad y es el lugar favorito para caminar tanto para grandes como para pequeños.
Sofía ofrece montones de diversiones para niños. En muchos de los parques existen instalaciones modernas y seguras para jugar, con muchos parques infantiles y clubes a disposición de los niños.
Como todas las grandes ciudades, Sofía ofrece alojamiento que pueda satisfacer todos los gustos. En la ciudad operan muchos hoteles de alta categoría y cadenas internacionales, hostales comunes y pequeños hoteles familiares. Los locales son muy diversos y ofrecen entretenimiento para todos los gustos: discotecas, restaurantes, bares, piano-bares, clubes de música folklórica, cantinas, panaderías, cafeterías, restaurantes de comida rápida y muchos otros.
Sofía es una ciudad con un turismo de SPA muy bien desarrollado. Los recursos minerales que hay en el cercano complejo de Bankya ofrecen excelentes condiciones para el tratamiento, la recreación y el bienestar. En la misma capital hay decenas de centros de spa, donde se puede encontrar la paz y el descanso y disfrutar de los tratamientos de restauración y belleza.
El bulevar popular "Vitosha" es uno de los lugares favoritos para los visitantes y residentes de la capital. Aquí se sitúan las tiendas de marcas internacionales, y su estado de zona peatonal lo convierte en un lugar agradable para pasear y relajarse. Las posibilidades de hacer compras en la ciudad son múltiples: en Sofía es el foco de los mayores centros comerciales de los Balcanes.
La fiesta de la ciudad se celebra el 17 de septiembre: el día de las Santas Mártires Santa Sofía y sus tres hijas, Fe, Esperanza y Amor.

Rate this item
(0 votes)
  En 1947 adjunto a la Academia de Ciencias de Bulgaria fue creado el Instituto de Etnografía, con la finalidad de estudiar, analizar y registrar las tradiciones populares, la forma de vida y las fuentes de sustento de los búlgaros en el pasado y en la actualidad. Dos años más tarde el instituto se fusionó con el Museo Etnográfico, una de las instituciones culturales más antiguas en Bulgaria. Por tal razón este año el actual Instituto de Etnografía con Museo adscrito a la Academia de Ciencias celebra su 60 aniversario.   “Las antigüedades etnográficas, los artefactos y objetos de la…
Rate this item
(0 votes)
  El Museo Arqueológico, el más antiguo de Bulgaria, conmemora el centenario de su primera exposición. Poco después de la Liberación de Bulgaria de la dominación otomana en 1878, a sugerencia del eminente historiador búlgaro Marin Drinov, se crean en la capital del nuevo estado, Sofía, una Biblioteca Nacional y un museo. En 1892, éste se separa como institución independiente. En aquel entonces, su fondo contenía 2700 piezas.   Hace cien años, se inauguraba la exposición del museo en el edificio de una antigua mezquita concedido por el Ministerio de Educación. Un año más tarde, con la Ley de Enseñanza…
Rate this item
(0 votes)
  El Museo Nacional de Historia y el estudio del patrimonio medieval búlgaro. En uno de nuestros programas anteriores les organizamos una cita con Bozhidar Dimitrov, director del Museo Nacional de Historia. En la entrevista de nuestra colaboradora Maya Uzunova, Bozhidar Dimitrov se refirió a los ricos fondos del museo y en especial a algunas de las piezas de reciente ingreso en él. Hoy les ofrecemos una continuación de esta entrevista.   El Museo se enriquece constantemente con piezas de todas las épocas, dice Bozhidar Dimitrov. Por ejemplo, actualmente se lleva a cabo la excavación de una necrópolis cerca del…
Rate this item
(0 votes)
  En 1878, poco después de la liberación de Bulgaria al cabo de cinco siglos de dominación turca, era creada la Biblioteca Nacional de Sofía. Era una de las primeras instituciones emblemáticas del pujante desarrollo cultural del nuevo Estado búlgaro.   Fue fijado el sitio donde se iba a edificar la Biblioteca, y en pocos años Sofía se enorgullecía de tener una institución bibliográfica moderna, que con el tiempo iba a tener uno de los fondos de libros más ricos del sudeste de Europa. El más rico de Bulgaria, desde luego, y el más cuantioso de toda la península Balcánica.…
Rate this item
(0 votes)
  Después de su liberación del largo yugo otomano la primera institución del Estado que Bulgaria fundó era la Biblioteca Nacional. Ya trece decenios esta biblioteca se desarrolla como un auténtico espacio artístico y ha logrado afianzarse como una parte indivisible de nuestro patrimonio cultural. Científicos y educadores, próceres nacionales, escritores y músicos – Marin Drinov, Konstantin Irechek, Petko y Pencho Slaveikov, Stoyan Zaimov, Stoyan Chilinguirov, han pasado no meses sino los años más prolíficos de su vida precisamente en sus salas y despachos.   “Durante este año la Biblioteca Nacional culmina un periodo muy exitoso, declaró su actual director…
Rate this item
(0 votes)
  La Sinagoga de Sofía fue diseñada por el conocido arquitecto austriaco Friedrich Grunanger. En 1955 fue declarada monumento de la cultura. El 9 de septiembre de 1909 fue inaugurada la Sinagoga de Sofía, cuya construcción había durado varios años. Hoy esta sinagoga es uno de los templos judíos más grandes de Europa.   Algunas de las actividades dedicadas a su centenario fueron incluidas en el programa del Día Europeo de la Cultura Judía que se viene celebrando desde 1996 simultáneamente en más de 20 estados del Viejo Continente. Este día es, a la vez, una Jornada de Puertas Abiertas…
Page 1 of 3