Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Smilyan

El pueblo de Smilyan es uno de los asentamientos más antiguos de las montañas de Ródope. Está situado a 15 km de Smolyan y a 20 km de la frontera con Grecia. El pueblo está situado en ambas orillas de la corriente superior del río Arda, a unos 820-850 m de altitud.

El nombre de la aldea de Smilyan proviene del nombre de las tribus eslavas que lo crearon. Están conservadas hasta nuestros días la torre del reloj y casas del estilo típico de Ródope, edificadas en piedra y madera, que son la evidencia de la larga historia del pueblo. La torre del reloj tiene más de 10 metros de altura. Originalmente se construyó como una torre de vigilancia, cuando Smilyan era centro administrativo de una región del Imperio Otomano. Desde la torre se ve la carretera y el camino entero del río Arda, lo que solía advertir a tiempo a los residentes locales de la llegada del enemigo.
Smilyan es muy popular por su deliciosa variedad local de alubias, con las que se preparan diversos platos. Desde el año 2003, cada año se celebra la fiesta de las alubias de Smilyan el último fin de semana de noviembre. Tradicionalmente, la fiesta se abre con el estampido del cañón de alubias.
A finales de agosto, en el pueblo se organiza una gran feria llamada “Bashtino Ognishte” (hogar familiar). La idea de la feria es la de reunir a los habitantes de Smilyan con sus familiares, que se encuentran dispersos por todas partes.
El pueblo es famoso por sus hábiles maestras de calcetines bordados de Ródope, una parte integral del traje folklórico del habitante de montaña. Hasta mediados del siglo XX, los calcetines fueron una parte obligatoria del así llamado prikyat (cheiz) (dote), que la novia traía a su nueva casa.
Hoy, el pueblo de Smilyan es un popular destino turístico. El pueblo tiene alrededor de 16 casas de huéspedes que aseguran unas vacaciones relajadas y agradables en la "montaña de la longevidad".
La zona de la corriente superior del río Arda se está convirtiendo en un destino atractivo para el senderismo, para visitar cuevas urbanizadas o no urbanizadas. Muy cerca se encuentran "Agushevite konatsi", la cueva Kaleto y las ruinas de la fortaleza del mismo nombre. La región cuenta con 23 cuevas cársticas, de las que las más conocidas son: Uhlovitsa, Borikovskata, Nadarska, Tipitseto y el sistema cavernoso Golubovitsa.
Los amantes del turismo extremo deben experimentar la aventura de Garga Dere. Una de las pruebas que hay es un camino de metal de 140 metros, construido con escalones de hierro en la roca. Aquí se ofrece otra experiencia extrema: el descenso por trolley alpino, que consiste en una línea de cuerdas entre las dos orillas del río Esenna, a la altura de 20 m por encima de la superficie del agua.
Más de 20 rutas de senderismo, ciclismo y equitación tienen puntos de salida en los pueblos de Smilyan, Mogilitsa y Arda, que conducen a los turistas a hermosos lugares.
La infraestructura turística alrededor de Smilyan abarca 12 eco-rutas, con una longitud total de 100 km.
Smilyan dispone de un Centro de información de visitantes, donde los visitantes pueden obtener información sobre las ofertas de alojamiento y comida en la región, y también sobre los eco-senderos, las cuevas y los lugares de interés.

K2_RATE_THIS_ITEM
(0 K2_VOTES)
  Smilian, el pueblo pequeño búlgaro de los Ródopes, está a punto de adquirir fama internacional. Este pueblo, famoso con sus frijoles grandes “smilianski” o sea de Smilian, familiares desde hace mucho tiempo en el mercado búlgaro por su calidad y sabor incomparable. El pueblo se está preparando a atacar el Libro Guinness de Los Récords con un récord curioso. La idea de elaborar un grandísimo panel de frijoles pegados, surgió hace 5 años y los primeros resultados ya están a la vista.   La instalación ya está preparada y dispuesta en la casa de lectura local de Smilian y sobre…
K2_RATE_THIS_ITEM
(0 K2_VOTES)
   Si preguntan a los búlgaros cuál es su plato nacional más típico, la respuesta más frecuente sería que los frijoles blancos. Preparados como fragante sopa, cocido con aroma de plantas silvestres o bien ensalada rica en vitaminas, los frijoles, o judías, desfilan invariablemente en nuestra mesa, sea corriente o festiva. La variedad búlgara más conocida y sabrosa son los frijoles cultivados exclusivamente en el pueblo de Smilian, en el monte Ródope, Bulgaria del Sur.   Además de tener un sabor riquísimo, esta delicia contiene componentes útiles para el organismo, por lo cual se encuentra bajo la protección de Slow…