Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Plovdiv

Plovdiv es la segunda ciudad más grande de Bulgaria y es el centro administrativo del Municipio de Plovdiv. Se ubica en el Alto Valle de Tracia, en ambas orillas del río Maritsa. La población es alrededor de 350 miles de habitantes. El clima es continental, con inviernos suaves y veranos calurosos. La temperatura media de enero es de +1 °C y la temperatura media en julio es 24 °C.

La ciudad moderna está construida alrededor de las siete colinas: Plovdivski tepeta (las colinas de Plovdiv), que son una parte integral de la historia de la ciudad.
Plovdiv es una de las ciudades más antiguas de Europa: su inicio se remonta a 4000 años a.C. Al principio, la antigua aldea estaba situada sobre una elevación natural entre Nebet, Taksim y Dzhambaz Tepe (las tres colinas).
Durante la antigüedad los tracios habitaron el territorio entre las tres colinas y construyeron un asentamiento fortificado que fue la ciudad más grande de Tracia. En el siglo II a.C. Plovdiv fue conquistada por Filipo de Macedonia. Él dio uno de los muchos nombres de la ciudad, Philippopolis, y la rodeó de gruesos murallas. Más tarde los tracios se devolvieron el poder, pero después de una serie de batallas en el siglo I, la ciudad cayó en el territorio del Imperio Romano.
Durante el Imperio Romano, Plovdiv (entonces llamado Trimontium) fue un importante centro regional. La ciudad estuvo en pleno auge y había actividades a gran escala de construcción de edificios e instalaciones y de carreteras. De aquella época quedan muchos restos bien conservados de una ciudad próspera: calles empedradas, murallas, edificios, abastecimiento de agua y alcantarillado. Trimontium creció tanto que trascendió los muros fortificados y eso impuso la construcción de nuevos. Muchas de las partes de la ciudad se situaron no en la colina, sino a su pies.
La ciudad pasó a tomar parte de los límites del Estado Búlgaro durante Khan Malamir que reinó desde 831 hasta 836. Los bizantinos lograron devolverla a su territorio, pero con un resultado variable. A través de los siglos el poder sobre la ciudad pasaba de unos a otros, e incluso durante un periodo breve pasó a ser parte de los caballeros de la Cuarta Cruzada. Finalmente, la ciudad fue concedida a los búlgaros en 1344.
De la época medieval se conserva la puerta oriental de las murallas, conocida como Hissar Kapiya.
Los ejércitos otomanos conquistaron Plovdiv en 1364, dándole una nueva orientación de desarrollo. La arquitectura bizantina fue sustituida por un tipo completamente diferente de construcción, de características típicas orientales. El nuevo nombre que recibió la ciudad fue Filibé.
Durante el Renacimiento, Plovdiv fue un importante centro económico. En la ciudad residían muchas personas adineradas y educadas que viajaban por toda Europa. De sus viajes ellas traían no solo los bienes exóticos, sino también las nuevas corrientes culturales. Los ricos comerciantes de Plovdiv mostraban su bienestar mediante la construcción de casas hermosas, ricamente ornamentadas, que se convirtieron en el emblema de la Ciudad Antigua. En contraste con las casas de adobe de la primera fase del Renacimiento, que son pequeñas, irregulares y prácticas, en la fase madura se empezó a utilizar más imaginación y vigor, con énfasis en el esplendor y el detalle.
La ciudad fue también un importante centro cultural y tuvo una importante contribución en el despertar del espíritu búlgaro. Plovdiv desempeñó un papel crucial en la lucha por la independencia eclesiástica.
Al final de la Guerra Ruso-Turca que liberó Bulgaria, la ciudad fue liberada el 16 de enero de 1878. El Tratado de Paz de San Stefano tan esperado de 3 de marzo de 1878 puso los cimientos del nuevo Estado libre de Bulgaria. Sin embargo, varios meses después, el Tratado de Paz de Berlín empañó la alegría de la Liberación y devastó el país en varias piezas, según lo cual las zonas fronterizas fueron concedidas a los países vecinos, y Bulgaria quedó un principado pequeño y débil. Plovdiv se mantuvo dentro de la comunidad autónoma llamada Rumelia Oriental, permaneciendo bajo el dominio otomano, y fue elegido como su capital.
Este dramático período de separación duró siete años, durante el cual se llevó a cabo una construcción a gran escala: se fundaron muchos nuevos edificios administrativos modernos para satisfacer las necesidades de la nueva capital. Mientras tanto, se creó un Comité especial que empezó a preparar un futuro levantamiento cuyo objetivo fue el de unir las piezas rotas del país. El 6 de septiembre de 1885 la ciudad fue conquistada y Rumelia Oriental se unió de nuevo con el Principado de Bulgaria. Esta fecha memorable marcó el comienzo de la historia moderna del país, y cada año se celebra solemnemente como el día de Plovdiv y es una fiesta oficial.
Después de la unificación, Plovdiv sigue siendo hasta hoy la segunda ciudad más grande y económicamente importante después de la capital de Sofía.
La ciudad es un gran centro industrial y comercial. Aquí se celebra la famosa Feria Internacional de Plovdiv, que cada año acoge la presentación de productos e intercambio de experiencias y contactos de los comerciantes de todo el mundo. La ciudad es anfitrión de festivales de teatro, de danza y cine, y los numerosos hallazgos arqueológicos de la época tracia, romana y bizantina, no solo recuerdan el pasado glorioso, pero se han combinado perfectamente con la arquitectura moderna de la ciudad. Un ejemplo es el Acueducto Romano, que se ha convertido en una parte inseparable de la avenida Komatevsko y el Anfiteatro Antiguo está maravillosamente restaurado y se utiliza para actuaciones y espectáculos. La ciudad tiene varios museos: de historia, de arqueología, de etnografía, la Galería Nacional de Arte y el Teatro Dramático. Uno de los monumentos más famosos es el Complejo arquitectónico de Antiguo Plovdiv, donde se conservan hermosas casas restauradas, muchas de las cuales están habitadas hasta hoy.
Además de lugares de interés cultural, la ciudad dispone de muy buenas condiciones para los deportes y el entretenimiento. Al final de la ciudad está construido un canal de remo de tamaños olímpicos, que ofrece excelentes oportunidades para navegar, correr y montar en bicicleta.
En el pasado, Plovdiv constaba de siete colinas - tepeta. Hoy, de ellas quedan solo seis dado que Markovo Tepe fue convertida en adoquines para la pavimentación de las calles. Si Ud. decide a contar las colinas, recuerde que la elevación de la "Ciudad Vieja" está formada por tres colinas.
Dzhendem Tepe o la Colina de la Juventud es la más alta y fue declarada área protegida, debido a sus plantas endémicas y naturaleza preservada. En ella se encuentran muchas especies animales como las ardillas, los arrendajos y los conejos silvestres. En la colina Bunardzhik se construyó un monumento en honor del ejército soviético, “Aliosha”. Sahat Tepe es la colina con la torre del reloj, que está convertida en un parque, y es el lugar favorito para las parejas enamoradas y grupos de jóvenes con guitarras. En la cima se yergue la torre del reloj que data del siglo XVI. Los otros tres tepeta son Vazvishenieto y la Ciudad Vieja. Todas las colinas están muy bien mantenidas, disponen de parques con bancos y senderos.
La ciudad es uno de los destinos turísticos más populares del país y es un centro cultural y económico del sur de Bulgaria. La ciudad ofrece una gran variedad de alojamiento: desde hoteles de lujo hasta hostales. En la calle principal de la ciudad existen excelentes oportunidades para el entretenimiento e ir de compras, y los restaurantes de la ciudad son muchos y en todas partes.

K2_RATE_THIS_ITEM
(0 K2_VOTES)
El proyecto del Museo Provincial de Historia de la ciudad de Plovdiv “Noche de la fotografía retro en el museo” y subtitulado “Juegos de la imaginación: bosquejos del tiempo, jocosidades con la historia” resultó ganador del concurso sobre la plataforma “Fondo de Museos” para 2012. El ganador recibe respaldo financiero del orden de unos 2500 euros para la materialización del proyecto que será presentado en la noche del próximo 21 de septiembre. Plamen Cheteliazov, gerente del museo, revela algunos detalles: La idea es sumergir, por medio de los recursos expresivos de la fotografía, a los visitantes en el ambiente de…
K2_RATE_THIS_ITEM
(0 K2_VOTES)
  La historia del arte conoce casos en los que debajo de la superficie del lienzo se ve la pintura de otro autor, hecha en otra época. La ciudad de Plóvdiv se parece a un cuadro con varias capas de diferentes épocas. Es la segunda ciudad más grande de Bulgaria pero hay muchos turistas que inician su conocimiento de nuestro país por esta ciudad antigua y eterna como la llaman sus habitantes. Éstos aman su tierra y su historia y consideran Plóvdiv la capital cultural de Bulgaria.   La parte más conocida, hasta por quienes nunca han visitado la ciudad, es…