Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Ognyanovo

Los Baños Minerales de Ognyanovo son un balneario ubicado en la parte occidental de Ródope, cerca del pueblo de Ognyanovo (a 1 km al sur del Municipio de Garmen), a 10 km de la ciudad de Gotse Delchev. Atrajo a muchas personas ya desde los tiempos antiguos. Prueba de ello son los restos de una antigua fortaleza romana. Un monumento histórico de gran valor son las ruinas de la ciudad romana de Nicópolis ad Nestum (siglo IV d.C.), que se encuentran solo a 15 minutos en coche de los Baños Minerales de Ognyanovo. Otro hito histórico y cultural invaluable es el pueblo-museo de Kovachevitsa. Ésta conserva la arquitectura específica de Ródope desde los tempos del Renacimiento búlgaro.

Los Baños Minerales de Ognyanovo son un complejo con un micro-clima específico, asociado con la floración de los árboles naturales de acacia y las corrientes de aire locales en el valle del río Kanina. Dispone de 24 fuentes termales con temperaturas de 39-40 ºC. El complejo cuenta con dos campos principales: Krayrechno, con dos lugares en la región de los llamados Baños Urbanos (a 1,5 km al norte del pueblo de Ognyanovo) y alrededor del profilactorio "Ognyanovo": 17 manantiales, cuya temperatura más alta es de 42,5 ºC y 42 ºC.

En Krayselsko, situado a 600 metros al norte del pueblo de Ognyanovo, en la región de las llamadas Termas Rurales, hay siete manantiales con temperaturas de entre 16 a 40 ºC. Las aguas son claras, sin color, limpias de bacterias. Muy adecuadas para terapias balnearias exteriores y potables de enfermedades del sistema músculo-esquelético, endocrino, respiratorio y el sistema digestivo, el metabolismo, las enfermedades del sistema nervioso, ginecológico y cardiovascular.

K2_RATE_THIS_ITEM
(0 K2_VOTES)
  Con sus tradiciones bien conservadas y su naturaleza, el pueblo de Ognynovo es un típico pueblo búlgaro en la montaña. Está situado en una pintoresca hondonada aledaña a las elevaciones del monte los Ródopes, en la parte sur de Bulgaria, no lejos de la ciudad de Pazardzhik.   El pueblo surgió en la Edad Media. Ese pedazo de tierra fértil en medio del macizo de los Ródopes fue convertido en un verdadero jardín paradisíaco por las laboriosas gentes de la localidad. Alrededor todavía se pueden ver vestigios de murallas y puentes de la época medieval. Hoy día este precioso rincón…