Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Chepelare

Chepelare se encuentra en la parte central de la montaña Ródope, a 70 km de Plovdiv y a 220 km de Sofía. Por Chepelare pasa la carretera principal entre Plovdiv y Smolyan. A solo 10 km se encuentra el complejo hotelero de Pamporovo.

Chepelare es la ciudad más alta de Bulgaria: se sitúa a 1100 m de altitud. El clima es continental moderado, la cobertura de nieve dura entre 80 a 120 días al año, y su espesor promedio alcanza los 30-80 cm. La población de la ciudad es de unas 5.800 personas.
La región de alrededor de Chepelare estuvo habitada desde tiempos antiguos: se han descubierto muchos objetos y necrópolis del Neolítico, montículos-cementerios y otros. Entre los siglos V-VI los eslavos fundaron aquí un asentamiento, que existió hasta el siglo XIV, cuando fue destruido por los turcos otomanos.
La ciudad moderna fue fundada a principios del siglo XVIII. Después de la liberación del dominio otomano (1878) Chepelare se desarrolló como centro cultural, educativo y económico en la región de Ródope Central.
Chepelare se conoce como una de las estaciones de invierno de Bulgaria. El centro de esquí de Chepelare se encuentra justo después del final de la ciudad, con dirección a Pamporovo. La ciudad tiene una larga tradición en el deporte del esquí. Las pistas y caminos de esquí del centro tienen 20 km de largo. Las pistas son de diversa longitud y dificultad y son adecuadas tanto para esquiadores avanzados como para principiantes, así como para practicantes de snowboard. A disposición de los esquiadores está un teleférico de cuatro plazas, que recorre la distancia de 2700 metros desde el punto de partida de la estación de Chepelare hasta el pico Mechi Chal en 9 minutos.
En Chepelare se puede visitar el Museo del Esquí único en Bulgari, que abrió sus puertas en 1998. La exposición del museo muestra el desarrollo de los esquíes y del deporte del esquí en la ciudad y el país. Los visitantes pueden aprender cosas interesantes sobre algunos de los atletas más exitosos de los deportes de invierno del país: Ekaterina Dafovska, Borislav Kiriakov, Mitko Hadzhiev y otros.
En Chepelare se encuentra el Museo del Karst de Ródope, que es único en los Balcanes. En él se exponen muestras únicas: una variedad de minerales, cristales, la mandíbula inferior de un leopardo, un animal que habitaba la zona en el pasado, y un esqueleto restaurado de oso cavernoso, que alcanza 4,5 metros de altura.
Los turistas encuentran muy interesante el templo de "San Atanasio el Grande", construido en 1834 en solo 40 días. Uno de los mejores lugares para relajarse de la ciudad es la plaza "Olímpiyski".
En invierno la región de Chepelare y del cercano complejo de Pamporovo son un destino apropiados para esquiadores y amantes del snowboard. El resto del año, la región de los pintorescos pueblos de las montañas de Ródope ofrece oportunidades para el turismo rural y el ecoturismo. Alrededor de la carretera principal de Plovdiv a Smolyan están esparcidos numerosos poblados: Bogutevo, Jvoyna, Zornitsa, Orejovo y otros, a partir de los cuales empiezan diferentes eco-rutas. A 5 km del pueblo de Zabardo, por ejemplo, se encuentra el fenómeno rocoso Chudnite Mostove (los puentes milagrosos). A lo largo de los puentes pasa el sendero entre los pueblos de Zabardo y Orejovo. Los locales ofrecen alojamiento en cómodas casas de huéspedes y los turistas pueden disfrutar de la atmósfera tradicional de Ródope y degustar las especialidades locales.
A unos 25 km de Chepelare se encuentra la reserva arquitectónica de Shiroka Laka. El pueblo es popular por sus hermosas casas renacentistas, esparcidas por las laderas escarpadas.
La ciudad de Chepelare también ofrece diversas posibilidades de alojamiento: hoteles, situados en las colinas de la ciudad y en el centro, casas de huéspedes y más. Hay muchos restaurantes donde se puede degustar la deliciosa cocina de Ródope.

Rate this item
(0 votes)
    En pleno monte Ródope, cerca de la frontera con Grecia, se encuentra la pequeña ciudad de Chepelare, que en los últimos años se ha ganado alto y muy merecido renombre como centro turístico, ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de practicar el esquí, en invierno y el senderismo en verano. Nació en Chepelare Ekaterina Dafovska, la única campeona búlgara en Juegos Olímpicos de Invierno. Lo fue en 1998, en Nagano, Japón, en las competencias de biatlón, o sea carrera de fondo de esquí y tiro al blanco con fusil.     Esta es una de las tantas pruebas…